Cuna y colchón: ¿cuál elegir?

La cuna es para mi uno de los básicos más importantes, más que nada porque en cuanto el bebé nace lo que hace mayoritariamente es dormir.

 

He de reconocer que yo le dí muchas vueltas a qué colchón comprar. Al fin y al cabo el bebé pasa muchas horas tumbado sobre él, durante al menos su primer año de vida.

Yo me planteaba que debía ser un buen colchón para que no afectara a la formación de su espalda y esas cosas.

Pero después de mucho leer y mucho pensar me dí cuenta que no es así. El bebé pesa tan poquito que es imposible que deforme ni lo más mínimo el colchón por su peso, por lo que su espalda va a estar en la postura perfecta con cualquier colchón.

A no ser que penséis en mantener la cuna hasta que los niños sean mayores de esa edad (hay quien les mantiene en la cuna hasta los 4 años), el colchón a elegir no es algo muy importante.

Si decidís que vuestro pequeño se quede en la cuna hasta que sea mayorcito, entonces si que hay que mirar bien el colchón que vais a comprar, al igual que lo haríais para vosotros.

En ambos casos es importante que sea hipoalergénico y que transpire.

Los hay con un sistema antiaxfisia, lo cual me parece muy interesante y tranquilizador para las madres. Aquí tenéis un ejemplo, que para mi está muy bien en relación calidad precio.

 

Y respecto a la cuna, lo que nos convenció de comprar la nuestra fue que tenía tres alturas y que uno de los laterales se podía bajar, más que nada por comodidad. Pero no es necesario gastarse un dineral. Las tenemos desde a penas 100 €. Esta fue la que le compramos nosotros a Raúl y nos dio muy buen resultado.

 

También las hay más sofisticadas, con mueble y esas cosas. Son habitaciones muy bonitas que después se convierten en dormitorio infantil. Para nosotros se nos subía un poco de presupuesto, pero echadles un vistazo, son preciosas.


Nada más nazca el bebé las protecciones no son necesarias, pero más adelante, cuando empiece a moverse por la cuna las necesitaréis. Yo os recomiendo los tonos suaves para ayudar a conciliar el sueño de nuestros pequeños. Cuanto más acolchadito sea, mejor. Nosotros compramos este:

 

Y bueno, la ropa de cuna, a vuestro gusto claro está. Os recomiendo un protector de colchón impermeable. Pero que no sea muy plasticoso, para evitar que los bebés suden mucho por la noche y puedan quedarse frios.  Eso no os recomiendo que lo compréis por internet. Mucho mejor verlo y tocarlo antes de comprarlo.

Y con esto lo tenemos todo con respecto a la cuna. Espero seros de ayuda, cualquier duda ya sabéis donde encontrarme.