Archivos de la categoría Guardería y cole

¿ Guardería ?

 

guarderia-

Hoy han llegado a mi por diferentes medios varios artículos sobre si es o no bueno llevar a los bebés a la guardería.

Lo primero que quiero decir es que en muchas ocasiones no es una elección que las madres puedan hacer. En nuestra sociedad los padres, ya sea mamá o papá quien disfrute del permiso de maternidad o paternidad, no tienen más opción que reincorporarse al trabajo pasadas 16 semanas desde el nacimiento del bebé.

Quien tenga cerca a unos abuelos que puedan y quieran hacerse cargo de los bebés pasado ese tiempo, tienen una gran suerte, pero en la mayoría de los casos no es así.

Cuando tienes que incorporarte a trabajar te surgen miles de dudas sobre qué y cómo hacer para que tu hijo esté bien cuidado. Hay mujeres que piden reducción de jornada e intentan compaginarse con el padre de la criatura para no tener que acudir a una guardería, pública o privada, o a una niñera, que en muchos casos se lleva gran parte del sueldo de uno de los progenitores.

Sea como sea, los padres siempre buscan, dentro de sus opciones, la que creen que es mejor para sus hijos, como es lógico.

Por eso quiero que quede claro que cualquiera de las opciones es muy respetable.

Hay opiniones para todos como siempre, hay muchos pediatras que defienden que no es recomendable llevar a los niños a la guardería hasta los dos años, otros que consideran que no deben “salir de casa” hasta comenzar el cole y otros que piensan que es importante que los niños se “independicen” un poco desde bien pequeños.

Psicológicamente hablando puedo aseguraros que los niños no van a ser ni más ni menos felices, ni más ni menos sociables por el simple hecho de ir o no a una guardería. Hay muchos factores que afectan a la sociabilidad de los niños, no sólo este.
Un niño por ir a la guardería no va a madurar más o menos rápido, ni a desarrollarse más o menos. De hecho, no puede desarrollarse lo mismo un niño que tiene a un adulto estimulandole todo el día, que uno que tiene que compartir al adulto a cargo con otros 10 niños. Pero como digo, esto también depende de más factores y sobre todo de la persona que esté a cargo de cada niño y el tiempo que dedique al mismo.
Hay padres que no llevan a sus hijos a la guardería, pero para poder hacer las labores de la casa o estar agustito en el sofá, ponen a los niños delante de la tele durante horas. Os puedo asegurar que la tele no ayuda en nada a su desarrollo.
Y en cambio hay otros padres, que llevan a sus hijos a la guardería por necesidad, pero el tiempo que pasan con ellos lo aprovechan al máximo. Así que como os digo, no depende sólo y exclusivamente de la guardería.

A la hora de contagiarse de enfermedades es cierto que un niño que no va a la guardería tiene muchas menos posibilidades de que un catarro se le complique o se le alargue demasiado, o que una gastroenterítis enlace con la siguiente hasta la eternidad. Pero hay que tener en cuenta que a pesar de estar en casa, el niño va a tener catarros y gastroenteritis, es lo normal.

De hecho, los pediatras te recomiendan o no ciertas vacunas como el rotateq dependiendo de si vas a llevar o no al niño a la guarde.

Pero sinceramente creo que si se puede elegir, hay que plantearse: ¿Qué es lo mejor para los niños?
A nivel emocional creo que no cabe duda. Los niños en estos primeros años de vida aprenden muchas cosas, pero una de las más importantes es a relacionarse emocionalmente y a manejar sus emociones. Creo que no hay que ser psicóloga para darse cuenta de que los niños donde más seguros se encuentran o deberían encontrarse es en sus casas, y que quienes más cariño y cuidados le deberían dar son sus padres. Si son estos, o al menos uno de ellos, los que se encargan del cuidado de su bebé le podrán enseñar en cada momento a manejar sus sentimientos y sus reacciones ante estos.

Me explico, si nuestro pequeño que está aprendiendo a caminar, por ejemplo, se cae y no tiene a su lado a alguien que le está observando, empezará a hacer pucheritos y acabará llorando, más que nada para llamar la atención de quien no le atiende en esos momentos. En cambio si tiene al lado a su papi, que según se cae le levanta y le anima a seguir intentándolo, el niño entenderá que cuando se cae tiene que levantarse y que no ha pasado nada.

No digo que esto no lo pueda hacer una cuidadora en una guardería, pero lo que está claro es que las pobres cuidadoras tienen que repartirse entre 8 o 10 niños, y como es lógico no pueden desdoblarse para atender a todos en cada momento.

Aprender a manejar los sentimientos de pequeños hace que lleguemos a ser unos adultos mucho más estables, con mejor autoestima y con más facilidad en la resolución de problemas, así como con mejores habilidades sociales.

No hay que perder de vista que nuestro bebé viene “vacío” de fábrica y todo lo que va sucediendo en su vida, todo lo que pasa a su alrededor va escribiendo en él lo que será de adulto. Por eso son tan importantes las bases sobre las que estamos ayudándole a sostenerse.

Pero lo cierto es que nuestra sociedad no colabora en nada a la hora de facilitar la crianza de los niños en casa.

Si nos comparamos con otros paises de la Unión Europea, nos damos cuenta de que estamos muy lejos de llegar a ser como ellos. Os copio una parte del articulo de cincodias.com en el que podéis ver como está el tema.

“El estudio especifica por países cómo está la legislación en cuanto a la maternidad. Y uno de los aspectos destacados es la duración del permiso posterior al parto. Entre los países con regulaciones más favorables a la mujer están Reino Unido, donde se pueden tomar 58 semanas de permiso, 58 semanas en Croacia, 45 semanas de Noruega o 39 en Macedonia. En el polo opuesto, Malasia ofrece a las madres trabajadoras 9 semanas de baja maternal y Estados Unidos, 12, además sin remuneración.

Eso sí, los salarios que se pagan durante las bajas son variables: por ejemplo, en Reino Unido (365 días, de las cuales, seis semanas son al 90% del salario, de la semana 7 a la 39 se paga algo menos del 90% y de la semana 40 a las 52, sin remunerar, según el informe). Croacia ofrece 58 semanas de permiso (con el 100% del sueldo hasta los 6 meses) y Noruega, donde se paga el 100% si se cogen 35 semanas o el 80% si se cogen las 45 semanas.”

Os dejo el enlace, por si os interesa:

http://cincodias.com/cincodias/2014/05/13/economia/1399977435_425026.html

En mi caso no he tenido opción de elegir, vivimos en un pueblo pequeño en el que la guardería sólo cuenta con una cuidadora, con lo cual no cogen niños de menos de 9 meses. Así que Raúl de momento se queda en casa con nosotros. Y sinceramente no se si más adelante nos lo plantearemos o no. Os lo iré contando.

Como conclusión, quiero decir que cada padre y madre haga lo que considere y lo que pueda, que nada es mejor ni peor, sólo distinto y que lo único que recomiendo es que pudiendo elegir, busquéis una guarde en la que la cuidadora no tenga muchos niños para ella sola y que además os guste.